miércoles, 5 de julio de 2017

5 de julio: Día de la Defensa - Palabras Vertebrales

julio 05, 2017



Dicen las efemérides. Esas que tanto les gusta leer a los locutores, para llenar espacios a veces, para contar con una excusa para salir de los moldes y hablar de cultura en los mejores de los casos, o para evitar hablar de las cosas que pasan otras veces. Decía, dicen las efemérides que hoy es el Día de la Defensa en Argentina.
Tal día como hoy, pero de 1807, cuando los 9.000 invasores comandados por Whitelocke ingresaron a Buenos Aires para recuperarla fueron detenidos por 8000 patriotas liderados por Liniers.
210 años pasaron de aquella gesta. Revuelta patriótica que conocemos por la escuela; que vimos en la Billiken (aunque contada como querían). Es el día de la revolución popular. Porque en esta defensa de Buenos Aires es cuando el pueblo arrojaba desde los techos, ventanas y balcones agua hirviendo, claro que no era aceite, elemento costoso en la época.
El alcalde de Buenos Aires, Martín de Álzaga, había ordenado montar barricadas, pozos y trincheras en las diferentes calles de la ciudad por las que el enemigo podría ingresar. El ejército inglés avanzó; confiado de la supremacía de sus tropas, Whitelocke dio la orden de ingresar a la ciudad en 12 columnas, que se dirigirían separadamente hacia el fuerte y Retiro por distintas calles. En un alarde innecesario, llevaban orden de no disparar sus armas hasta llegar a la Plaza de la Victoria. Sin embargo, los invasores se enfrentaban a una Buenos Aires muy diferente a la que se había rendido ante Beresford. Los vecinos arrojaron piedras y agua hirviendo sobre las cabezas de los invasores. Los soldados atacaron y redujeron varias columnas, y los últimos ingleses atrincherados en la iglesia de Santo Domingo terminarían por rendirse el 7 de julio.
Whitelocke, el responsable militar de la segunda invasión inglesa, dejó en texto la evidencia del coraje: "No hay un solo ejemplo en la historia, me atrevo a decir, que pueda igualarse a lo ocurrido en Buenos Aires, donde, sin exageración, todos los habitantes, libres o esclavos, combatieron con una resolución y una pertenencia que no podía esperarse ni del entusiasmo religioso o patriótico, ni del odio más inveterado."

210 años pasaron desde que los argentinos expulsamos a los ingleses.
210 años pasaron desde que los argentinos dijimos que no seríamos colonia inglesa.
210 años pasaron desde que los argentinos nos negamos a arrodillarnos ante la corona.

210 años después, nos llegan noticias de que el presidente de los argentinos no estará presente en el país para los festejos del 9 de julio (Día de la Independencia argentina, por si no lo sabe). Estará en Europa. El mismo presidente que el año pasado, para el 9 de julio también, le dijo al “querido rey” de España que "los patriotas debían haber sentido una gran angustia por tener que separarse de España", mientras cumplíamos 200 años de independencia.

Hoy es el Día de la Defensa. Tal vez sea hora de volver a tomar la acción en nuestras manos, y defender un país que se está entregando.


Marcelo J. Silvera





(c) Permitida la reproducción citando la fuente: (texto y link) PrensArte ComunicAcciones Culturales- http://www.prensarte.com.ar/

Citar la fuente no te hace menos periodista, sino mejor persona

0 comentarios:

Publicar un comentario